Albergue de Náufragos
Ema

Una tarde de fines del año 2000, la ofendida y gritona cabeza de Ema asomaba del cuerpo de mi mujer, insultándonos por obligarla a salir de un lugar tan cómodo.
Ese fuerte carácter no la ha abandonado ni un segundo de su vida.

Algunas personas reciben señales del cielo, ven arbustos en llamas o escuchan voces.
Yo fuí padre.
Siento que mi hija es la señal que me dió la vida para decirme que aún hay esperanza.

Supongo que estas frases tal grandilocuentes pueden resultarte chocantes, pero quizás no si sos padre.

Porque soy de la creencia que si alguna vez tuve la tonta idea que ya había aprendido bastante de la vida, tuvo que venir mi hija para recordarme que en realidad, no sabía nada.

Hay veces en que se acerca, me pide que deje la computadora y la acompañe de la mano, me hace recorrer un largo camino y termina pidiéndome que nos arrodillemos para mostrarme "Mirá: ¡una piedrita!". Con sólo esos gestos me permite compartir con ella un mundo de descubrimientos maravillosos por los que siempre le estaré agradecido. Me recuerda ese texto de Galeano donde aparece la frase "Ayudame a mirar" (1), salvo que en este caso, siento que ambos nos decimos esa frase.

En marzo de 2004, Ema tuvo una hermanita, Matilde, a la que adora y con quien está aprendiendo a compartir complicidades y alegrías.

Volver a la página principal
Volver arriba

Notas al pie

1: Cuenta el escritor uruguayo Eduardo Galeano en "El Libro de los Abrazos" (Editoriales Catálogos y Siglo XXI, Buenos Aires, 1983 ISBN 9508950897) que un padre quiso llevar a su hijo, que no conocía el mar, a descubrirlo: "Viajaron al sur. Ella, la mar, estaba más allá de los altos médanos, esperando. Cuando el niño y su padre alcanzaron por fin aquellas cumbres de arena, después de mucho caminar, la mar estalló ante sus ojos. Y fue tanta la inmensidad de la mar, y tanto su fulgor, que el niño quedó mudo de hermosura. Y cuando por fin consiguió hablar, temblando, tartamudeando, pidió a su padre: – ¡Ayudame a mirar!". (Volver al texto principal)
Esta página adhiere a la campaña "Se ve mejor con cualquier navegador - Campaña para un WWW no específico de un navegador (http://www.anybrowser.org/campaign/anybrowser_es.html)".
Por favor, hágame saber si ha encontrado algo en mi sitio que no funcione con su navegador (especifíqueme qué navegador está usando y qué no funcionó) y trataré de arreglarlo.
Se ve mejor con cualquier navegador - Enlace a página de CampañaD

Todos los nombres propios, distintivos, logos, marcas, sistemas, hardware, equipos, etc. que aparecen en estas páginas web enlazando a sitios, son marcas registradas de sus respectivas compañias, empresas, organizaciones y/o propietarios. El hecho que aparezcan no implica ningún tipo de compromiso monetario o moral de dichas organizaciones con el autor de éstas páginas, ya que fueron colocadas por éste por simple gusto personal, como colaboración desinteresada para promocionar dichos sitios.

Webmaster: Claudio Segovia - Buenos Aires, San Justo y Lago Puelo - Argentina
Nacimiento del Albergue: 7 de enero de 1999
Ultima actualización: Jueves 28 de abril de 2007
Dirección de correo electrónico: claudiosegovia@gmail.com

A Ema, Matilde y Cecilia